Seremi Carla Guaita se reunió con dirigentes de macrolotes de flamenco para dar inicio al proceso de venta directa

Seremi Carla Guaita se reunió con dirigentes de macrolotes de flamenco para dar inicio al proceso de venta directa

Tras una extensa jornada de reuniones y coordinaciones con los representantes de los 17 macrolotes que conforman la localidad costera de Flamenco, la Seremi de Bienes Nacionales, Carla Guaita Carrizo, dio inicio oficial al proceso de venta directa de las ocupaciones históricas de este popular balneario de la Región de Atacama.

“Los tiempos llegan. Hemos desarrollado un trabajo bastante grande en torno al Borde Costero. Ya lo hicimos con Rodillo, y ahora le toca a Flamenco”, indicó la autoridad de Bienes Nacionales, argumentando que, por tal motivo, “nos hemos reunido por macrolotes o por sectores, con los vecinos de Flamenco, para poder mostrarles el trabajo que hemos desarrollado, y a la vez, comenzar este proceso en torno a venderles directamente con garantía de urbanización. Les hemos mostrado los lugares donde se encuentran ubicados; ciertas modificaciones que se tuvieron que hacer, legales, obviamente, y en torno a los planos; contarles cómo sigue el proceso; aclararles las dudas que tienen; y en definitiva, dar el ‘vamos’ al proceso de venta, dándoles un plazo para que ellos puedan constituirse, convenientemente, y para solicitar las ventas de cada uno de los sectores o macrolotes que se han determinado”.

Fueron nueve meses de arduo trabajo, para llegar finalmente a esta instancia, donde “cada uno de los procesos tuvo que ver con un trabajo técnico y jurídico, el cual permitió poner a disposición los inmuebles fiscales, independientemente de que en el caso de Flamenco existía un seccional que estuviese aprobado. Obviamente, el enajenar o vender, no es lo mismo que arrendar, y por lo tanto, los requisitos, o los requerimientos técnicos para hacerlo son mucho mayores”, indicó Guaita, quien agregó que, “en este caso, tuvimos que generar la planimetría de cada uno de los macrolotes, autorizarlos a través de la Dirección de Obras Municipales; no existía línea oficial de las más altas mareas, y por lo tanto, hubo que fijarla, y ese es un trabajo que se desarrolló en conjunto con la Armada de Chile y el SHOA, para fijar esa línea que es la que determina la administración de ambas instituciones, como son Bienes Nacionales y la Armada de Chile en torno al Borde Costero. Por lo tanto, es un trabajo bien técnico, que se ha realizado en total respeto de la normativa vigente, como son los planos reguladores comunales, como son los seccionales, como es la normativa urbanística, a través de la ordenanza general de urbanización y su ley. También se han tomado en consideración todos los estudios tendientes a riesgo; la planimetría se ha trabajado en consenso con otros servicios, como son MINVU, SERVIU y las DOM municipales. Por lo tanto, es un trabajo bien asiduo, con el fin de que se pueda generar este proceso. Nos interesa que estas solicitudes de venta lleguen a buen puerto, y para ello tienen que generarse de la mejor forma”, enfatizó la autoridad.

Respecto al futuro de este proceso, Carla Guaita argumentó que para los vecinos “se viene ahora el constituirse con la persona jurídica que ellos estimen pertinente, esta es una resolución de ellos, son ellos los que tienen que reunirse, ponerse de acuerdo en la forma y las cláusulas que los van a regir en los próximos años o en el próximo tiempo, hasta que tengan sus títulos en forma individual. Tienen un plazo de 30 días para llevarlo a cabo, presentar las solicitudes de venta, para que nosotros podamos iniciar el trabajo más administrativo, y podamos arribar, en unos 12 meses, a entregarles el título del macrolote, a la persona jurídica que lo adquiera. La pelota está en el lado de ellos, así que son ellos quienes tienen que moverla, y nosotros, obviamente, les vamos a entregar todo el apoyo, mediante esta única oportunidad de hacer las cosas bien”.

Opinión de la Junta de Adelanto

El presidente de la Junta de Adelanto de Flamenco, Eduardo Alegría Olivares, organización constituida hace más de 40 años en la búsqueda de regularizar la situación del balneario, destacó que, “después de la reunión que sostuvimos con el Ministro Felipe Ward, y la Seremi Carla Guaita, dejamos pasar un tiempo, porque sabemos que este es un trabajo de largo aliento, un trabajo muy profesional el que han hecho ellos, y la verdad de las cosas es que, después de esta reunión, nosotros nos vamos bastante satisfechos. Ahora va a depender de nosotros, de cada ocupante, para poder llegar a una buena solución, porque cada macrolote, cada unidad, es absolutamente independiente. Vamos a sacar personalidad jurídica, hacer nuevos estatutos, de manera tal de poder avanzar lo más rápido posible, y de aquí al 7 de octubre tener algo definido”.