Autoridades de bienes nacionales otorgan la primera“doble concesión” vía zoom dirigida a instituciones vecinales de Atacama

Autoridades de bienes nacionales otorgan la primera“doble concesión” vía zoom dirigida a instituciones vecinales de Atacama

“Creemos que la sociedad civil es el motor del progreso del país y, por eso, estamos trabajando con fuerza por los vecinos y adultos mayores de todas las regiones. Estamos muy contentos de que la entrega de estos inmuebles, que son de todos los chilenos, vaya en beneficio directo de la comunidad”.

Con estas palabras el Ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, dio la bienvenida desde Santiago, y mediante videoconferencia, a los representantes de la Junta de Vecinos N°28 de la Población Lautaro, y del Club de Adultos Mayores “Las Lautaritas”, quienes fueron parte de la primera entrega de una doble concesión de uso gratuito vía Zoom, efectuada en la Región de Atacama.

Se trata del inmueble fiscal de 102, 18 mt2, ubicado en Pasaje Lautaro, sin número, en la Población Lautaro, Comuna y Provincia de Copiapó, el cual, a través de esta concesión, beneficiará a más de 240 socios de la unidad vecinal; a otros 20 adscritos al club de adultos mayores; y a casi 300 familias del sector, de manera indirecta, mediante la realización de reuniones y actividades comunitarias.

La actividad, contó con la participación de la Seremi de Bienes Nacionales, Carla Guaita, quien destacó que “tuvimos la buena suerte de poder contar con el Ministro de forma virtual, para hacer la entrega de esta concesión, que tiene una característica muy especial, dado que este inmueble comenzó siendo solicitado por ambas agrupaciones, tanto la Junta de Vecinos, como el Club de Adulto Mayor, por solicitudes distintas. En ese sentido, tuvimos que buscar la forma de que ambas agrupaciones pudieran ser titulares de esta concesión; lo conversamos con cada una de ellas, y estuvieron muy de acuerdo, lo cual es muy bueno y loable, por el hecho de que dos agrupaciones que tienen fines distintos, pero con un mismo objetivo, que es el llegar a los vecinos, llegaron a este acuerdo y lograron una muy buena relación”, enfatizó Guaita, agregando que, “yo les felicito, y estoy segura de que el trabajo que van a desarrollar va a ir en completo beneficio de todas las personas que viven en la población Lautaro. Muy feliz de ser parte de este proceso que, como dijo el Ministro Isamit, va a ser el comienzo de una historia por contar, y de un gran trabajo que va a generarse”.

Agradecimientos de los beneficiarios

En medio de la actividad, Rolando Quevedo, presidente de la Junta de Vecinos de Población Lautaro, señaló que esta concesión, “era lo que estábamos esperando nosotros desde hace unos años, a pesar de que como directiva llevamos poquito (tiempo), desde agosto del año pasado, pero ya se estaba tratando de gestionar de antes, también con el Club del Adulto Mayor, y que haya sido la concesión para las dos agrupaciones, nos causa harto agrado. Trabajamos bien juntos, nos complementamos. Los adultos mayores creemos que son una parte importante de nuestro sector. La videoconferencia con el Ministro también funcionó súper bien. (Así que) contento. Esto es algo que nos va a permitir postular a proyectos futuros, a beneficios, a modernizar nuestra sede; con esto vamos a poder crecer, y todo va a ir en directo beneficio de la comunidad de Lautaro, que es lo importante”, aseguró.

Por su parte, la presidenta del Club de Adultos Mayores, Miriam Rodríguez, indicó que “para nosotros como adultos mayores, esta concesión fue una lucha incansable. Hoy, estamos muy agradecidos de la gestión del ministerio, porque no tener esta carpeta fue la piedra de tope de todo proyecto que teníamos pendiente, y con esto, vamos a tener un final feliz”, concluyó.

Cabe destacar que la población Lautaro es un barrio patrimonial muy reconocido en Copiapó, ubicado en el corazón del casco histórico copiapino, y el cual alberga a una gran cantidad de adultos mayores. El inmueble otorgado para su uso como sede social, es el único espacio fiscal disponible para lo social en el sector, en medio de una población que posee un alto grado de vulnerabilidad.