Intendente Urquieta llama a la responsabilidad y tranquilidad, afirmando que es momento de trabajar con sentido de unidad por nuestras ciudades

Intendente Urquieta llama a la responsabilidad y tranquilidad, afirmando que es momento de trabajar con sentido de unidad por nuestras ciudades

Tras constatar en terreno, particularmente en la comuna de Copiapó, las consecuencias de los hechos delictivos ocurridos durante el fin de semana, el Intendente de Atacama, Patricio Urquieta hizo un llamado a la responsabilidad, tranquilidad, a mantener el orden y a trabajar con sentido de unidad por nuestras ciudades y región.

La primera autoridad regional fue enfática en precisar que “hemos vivido un escenario muy particular durante este fin de semana Este sábado y domingo se han registrado numerosos hechos de violencia que entristecen y afectan el desarrollo de las actividades que tenemos en la región. En ningún caso, las legítimas demandas que pueda tener un grupo, para poder mejorar la calidad de vida de los chilenos, justifica el nivel de violencia que hemos visto. Los grupos se han trasladado  al centro de la ciudad, han sido numerosos, han provocado diversos destrozos a la propiedad pública y privada. desde luego que han amenazado la integridad física de los funcionarios públicos que están encargos de resguardar el orden público, la paz y la tranquilidad de las familias en las calles y sus hogares”.

Detenidos por disturbios y Carabineros resguardan seguridad e integridad

“Tenemos registrado durante la jornada de ayer, que se desarrolló desde las 18:30 horas, hasta las 02:00 horas, 49 focos delictivos que afectaron el orden público. De esos 49 focos, se presentaron 114 detenidos, 3 Carabineros heridos y un funcionario del policía de investigaciones lesionado. Tenemos 1 vehículo dañado, diversas afectaciones en las infraestructuras públicas y privadas, que aún no tiene cuantificación”, expresó Urquieta.

A pesar de los desmanes, los servicios básicos están operativos, particularmente de la luz, agua y telefonía, más el servicio de telecomunicaciones. En este marco Patricio Urquieta agregó que “los abastecimientos de combustibles están operativos y a disposición de la comunidad. El transporte público ha ido retomando sus funciones, mientras avanzaba la limpieza de principales calles de Copiapó, donde por cierto, se presentaron los principales disturbios y desmanes que provocaron estos hechos de violencia”.

“Los puertos se encuentran detenidos a partir de la adhesión al paro de los trabajadores portuarios. El aeropuerto de Atacamas ha funcionado intermitentemente y con reprogramación de vuelos durante la tarde. Las rutas de la región han estado en términos generales despejadas, salvo algunos episodios de interrupción momentánea en algunos punto de la región, no obstante, están despejadas ahora. Los colegios públicos no presentan daño en su infraestructura, por lo tanto, pueden funcionar. En dos comunas se decidido por parte de los sostenedores suspender la clases. Hay más de 40 mil alumnos en clases. La red asistencial hospitalaria también está funcionando”.  

Llamado a la calma y responsabilidad

El Intendente ratificó el llamado a la calma y a retomar las funciones con la normalidad que corresponde. “El llamado es a que no nos sumemos a las movilizaciones que esconden hechos de violencias, a los distintos sectores, a enfrentar con unidad los desafíos que tiene el mundo político en Chile. Queremos resolver desde el Gobierno y con todos los actores sociales los problemas de la gente, pero desde ningún caso la destrucción que hemos visto, en los últimos días en la que grupos importantes de gente, 200 personas se enfrentan con Carabineros tratando de amedrentar a la comunidad y destruir la propiedad pública privada”.

“Se han presentado robos en algunos supermercados y eso son hechos condenables que junto a las policías hemos coordinado la detención de aquellas personas sorprendidas en esas conductas. Destacar el trabajo que han realizado Carabineros y la Policía de Investigaciones en todos los turnos para contar con esa tranquilidad que necesitamos en la calle, espacios públicos y privados. Todos estamos de acuerdo en ejercer nuestra libertad de expresión y manifestarse, pero en la medida que sea en términos respetuosos y que permita la normal convivencia de la sociedad en nuestra comuna. Hemos solicitado el Estado de Excepción constitucional para que podamos contar con más medios y garantizar el orden público. Hay personas que han estado manifestándose constantemente, pero entorno a esas manifestaciones lo que único que han hecho es destruir lo que nos pertenece a todos. En la medida que vemos esa destrucción vemos que como país no podemos avanzar, retrocediendo. Los militares ya están preparados para atender cualquier tipo de emergencia y eso es importante”, concluyó Urquieta García.