Joven usa cigarro electrónico pero termina con la mandíbula destrozada

Joven usa cigarro electrónico pero termina con la mandíbula destrozada

¿Qué pasó?
Austin Adams, un adolescente de 17 años residente del estado de Nevada, Estados Unidos, pensó que la mejor manera de dejar su adicción por el tabaco era con un cigarro electrónico.

Sin embargo, luego de haberlo usado en un par de ocasiones, su nueva adquisición le explotó en la boca, destrozándole la mandíbula y dejándolo sin varios lentes.

A pesar de que el hecho ocurrió en marzo del 2018, recién se hizo público gracias a la revista especializada New England Journal of Medicine, la cual mostró en una fotografía la grave lesión en la mandíbula de Adams.

La madre de Austin, Kailani Burton, le había comprado recientemente el cigarro eléctronico a su hijo para que dejara su adicción al tabaco. «Austin entró con la mano en la boca», dijo Burton a NBC News. «Estaba en shock y no podía hablar».

Burton contó que se vió obligada a llevar a su hijo al Primary Children’s Hospital, que se encuentra a cinco horas de viaje en automóvil, debido a que ellos viven en la ciudad rural de Ely.

La doctora Katie Russell, una de las cirujanas de trauma que trató a Adams, señaló que la explosión que sufrió el joven fue «totalmente inesperada». «No recordaba haber hecho nada malo con el dispositivo de antemano, y simplemente explotó».

Además, explicó que Austin fue sometido a una «reducción abierta y fijación interna de la fractura, extracción dental y desbridamiento del tejido desvitalizado».