Fundación CAP y municipalidad de Caldera firman importante convenio para la educación parvularia

Fundación CAP y municipalidad de Caldera firman importante convenio para la educación parvularia

Fundación CAP y la Municipalidad de Caldera realizaron una firma de convenio para la concreción del Programa “Aprender en Familia” de Fundación CAP, en la educación parvularia, este convenio va a beneficiar alrededor de 400 niños y niñas pertenecientes a cuatro Jardines Infantiles y Salas Cunas como son; Mi pequeña estrella, Desierto florido, Dunas de atacama y Pecezuelo.

La ceremonia contó con la presencia de la directora ejecutiva de Fundación CAP, Ruth Navarrete, la alcaldesa de Caldera Brunilda González, el Jefe de la Subcomisaria, Teniente Juan P. Carreño, la directora regional de Junji, Elena Martín, la Jefa Daem, Nayadeth Velásquez, las directoras de Jardines Infantiles, ejecutivos de CAP Minería y   apoderadas y madres de niños y niñas que participaron en el taller desarrollado en el mes de febrero.

Ruth Navarrete, directora ejecutiva de Fundación CAP, manifestó “Nosotros estamos trabajando en la comuna por más de diez años, anteriormente trabajamos con los colegios públicos pero en esta ocasión extendimos nuestro programa Aprender en Familia a los que es la educación inicial ya hemos comenzado a trabajar en cuatro jardines infantiles de Caldera que abarca a cerca de 400 párvulos. Aparte del programa es tener padres o madres o algún apoderado que se transforma en monitor en cual participa después en las reuniones de apoderados que se hace cargo en hacer la escuela para padres dentro de estas mismas reuniones, entonces en el fondo son formadores de formadores”.

Este programa para la educación parvularia de Jardines Infantiles VTF y Junji, consiste en un proceso con las familias para apoyar a sus hijos para que aprendan y se desarrollen integralmente, la Fundación CAP apoyará este programa por dos años y se hará espacios en las reuniones de apoderados de escuelas de padres que se llaman “Entre familias” con conversatorios con los padres de cómo ayudar a sus hijos y como están en las salas cunas, del tema del apego, buen trato, como hacer que los niños aprendan más, el juego o importancia del lenguaje.

Por su parte, la alcaldesa de Caldera, Brunilda González, indicó “La educación es el principal legado que debe entregar el estado de Chile, porque la educación es un derecho y no un beneficio, pero en este derecho deben haber facilitadores y colaboradores por eso que el trabajo que desarrolla Fundación CAP a nivel nacional es muy relevante La educación inicial o preescolar debe ser una educación prioritaria en el ser humano es allí donde se desarrolla desde el vientre materno las emociones, la intimidad, por eso cuando hemos firmado este convenio Aprender en Familia desde la educación inicial o educación parvularia es un gran paso para cambiar una comuna que debe ser más humano, fraterna, inclusiva, integradora e intolerante porque todos los seres humanos necesitamos ser incorporados, esto lo hablamos del acercamiento de las familias en los colegios de manera que la familia se integre porque los niños aprenden en todas partes, no solo en la casa, sino en todas partes, por lo tanto debemos trabajar en sociedad”.

Las áreas de trabajo que trabajo contempla el programa Aprender en Familia se puede resumir en la relación de Familia y Jardín cuyo objetivo es desarrollar una relación de colaboración y alianza estratégica entre Jardín Infantil, Salas Cunas y las Familias y para lograrlo se entrega formación a educadoras y técnicos de párvulos, se impulsa el voluntariado de los padres en el establecimiento y se fomenta la lectura de cuentos en la casa, con apoyo del Jardín Infantil. Tambien se encuentra la Red Creando lo cual fortalece vínculos y redes entre los niños, sus familias y la comunidad, para eso se generan encuentros lúdicos, culturales y recreativos, propios de cada Jardín Infantil con una activa participación de los padres adultos significativos.

Trixia Tapia, directora del Jardín Infantil Dunas de Atacama, expresó “La verdad como lo mencionamos es una gran estrategia para poder unir a las familias y poder llevar a las familias a los jardines para hacer una alianza concreta para sumar a más personas y abrir el Jardín, a veces se torna muy arduo el trabajo y esto es que entre más personas se sumen en educar a nuestros niños la verdad que nos aporta y es un tremendo logro ser beneficiados con este proyecto. Este programa tiene ese plus de que las monitoras son las mismas apoderadas, igualmente es positivo en el sentido que nosotras como directoras ya nos somos las que estamos enseñando, sino una madre enseñando a otra madre”.