Realizan degustacion de algas en productos alimenticios

Realizan degustacion de algas en productos alimenticios

Pizzas, pan de masa madre, pebre, pesto,
croquetas de jurel, chicharrón de pescado y el clásico de la gastronomía
nacional: el charquicán, fueron algunas de las preparaciones que incorporaron
en sus recetas el alga parda y que formaron parte de la degustación que realizó
la empresa calderina “Atacama Seafood” junto a los chefs de
diferentes restaurantes de Bahía Inglesa.

El biólogo marino, Felipe Jofré y la tecnóloga en
alimentos, Patricia Soto, crearon en el año 2015 la empresa “Atacama
Seafood”, que busca revalorizar las algas pardas que provienen de las
costas de Atacama creando productos y preparaciones con identidad local y un
alto valor nutricional. Este proyecto contó con el apoyo del Gobierno de Chile,
a través de Corfo y el Programa Regional de Apoyo al Emprendimiento (PRAE),
gracias al cual recibió un aporte de 20 millones de pesos para la validación
comercial de sus líneas de productos. Además, contó con el patrocinio de
Chrysalis, Incubadora de Negocios de la Pontificia Universidad Católica de
Valparaíso, sede Atacama para la implementación del proyecto.

“Como Corfo buscamos apoyar este tipo de
emprendimientos, que son innovadores, con identidad local y además que aportan
a la calidad de vida de los habitantes de nuestra región. El Presidente
Sebastián Piñera nos ha pedido apoyar a los emprendedores que con sus ideas
buscan innovar y creemos que “Atacama Seafood” es un caso de éxito
que representa ese espíritu. Además, con el consumo de este producto aportamos
al programa “Elige Vivir Sano”, impulsado por el Gobierno de Chile y
se enmarca en el acuerdo de Corfo con Junaeb nacional para aumentar el consumo
de productos del mar de origen nacional en el Programa de Alimentación Escolar”,
señaló la directora regional de Corfo, Silvia Zuleta.

“Esta actividad tuvo como objetivo dar a
conocer los productos que hemos desarrollado y hemos podido ver que el alga es
muy práctica y maleable para adaptarse a las distintas preparaciones”,
señaló Felipe Jofré, cofundador de “Atacama Seafood”.

Por su parte, Alejandra Tapia, directora de la
Dirección de Incubación y Negocios de la Pontificia Universidad Católica de
Valparaíso, Chrysalis, destacó el proceso llevado a cabo para lograr la
validación comercial de los diferentes productos que cuenta la empresa.
“Estamos muy contentos con el trabajo realizado porque ha sido integral,
porque hemos vinculado a mentores especializados en el área, a la empresa
pública y también a los proveedores locales, tanto a los cocineros de los
restaurantes hoy presente como también a los que proveen diariamente las algas:
los algueros y algueras de nuestra región. Creemos que, sin perder de vista que
esto debe ser un negocio, estamos logrando un producto con triple
impacto”, señaló.

Mientras que Adolfo Torres, Productor del
Festival de Gastronomía de Bahía Inglesa, destacó que la experiencia ha sido
muy positiva porque “primero, estamos incorporando un producto tradicional
e histórico que, además, se produce en nuestra comuna de Caldera; segundo,
estamos agregando sabor y la textura y las características del mar pueden ser
trasladadas a un plato en la altura andina de la región de Atacama o a
cualquier lugar del mundo. Además, es transportable y tiene mucha durabilidad y
estamos incorporando un producto con un sinnúmero de propiedades nutritivas
comprobadas. También podemos reemplazar sodio y nos colabora con la flora
intestinal, aporta colágeno y recubre las paredes intestinales, por ende, es un
producto positivo en todas sus aristas y además proviene de un esfuerzo
productivo local”.

PROXIMOS PASOS

“Atacama Seafood” también busca
introducir las algas como base en la minuta de alimentación que reciben los
alumnos de Educación Básica y para ello, está trabajando en una alianza con la
empresa de alimentación Soser, que presta servicios al sistema alimenticio de
la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB).

Respecto de este proceso Felipe Jofré señaló que
“a raíz del contacto y la cercanía que hemos tenido con Soser y Junaeb, se
han ido desarrollando una serie de degustaciones, en la que han participado
también alumnos, de manera de ir probando el nivel de aceptación del producto
en los niños” y agregó que “en la primera degustación nos fue mucho
mejor de lo que esperábamos, fue espectacular porque les gustó, se comieron
todo y no hubo nivel de rechazo al saber que es un alga o que es algo que no
habían comido antes. El sabor les gusta y eso depende mucho del trabajo que ha
realizado el chef y la nutricionista, además de poder ir mezclando los
productos que nosotros entregamos con su minuta, lo que ha encajado
perfectamente porque la aceptación ha sido muy buena”, argumentó Jofré.

Es relevante mencionar que la línea de trabajo de
“Atacama Seafood” utiliza metodologías que incrementan el potencial
saludable del producto, como el proceso en que le quitan gran parte del
porcentaje de sodio con el que cuenta el alga, con el fin de estar acorde a las
más altas exigencias del mercado nacional.

“Como Corfo buscamos apoyar este tipo de emprendimientos,
que son innovadores, con identidad local y además que aportan a la calidad de
vida de los habitantes de nuestra región”, Silvia Zuleta, Directora
Regional de Corfo.”

“En la primera degustación nos fue mucho
mejor de lo que esperábamos, fue espectacular porque les gustó, se comieron
todo y no hubo nivel de rechazo al saber que es un alga o que es algo que no
habían comido antes”, Felipe Cofre, cofundador de “Atacama,
Seafood”.”