EMPRESA EXPONE PRODUCTOS PARA DISCAPACITADOS

EMPRESA EXPONE PRODUCTOS PARA DISCAPACITADOS

La empresa Ortopedia Mas Vida, llego hasta el puerto de Caldera para mostrar sus productos y de esta forma que las personas que sufran alguna discapacidad puedan tener una mejor calidad de vida, ya que es una empresa orientada a la venta de productos para la recuperación y cuidado de su cuerpo, ya que tiene una vasta trayectoria  en el mercado nacional, disponiendo de una amplia gama de artículos que satisfacen los actuales entandares de calidad junto a personal calificado que le ayudara a encontrar la mejor solución a sus necesidades.

Con respecto a esta visita en la comuna de Caldera, Cecilia Díaz, gerenta de distrito, señaló “Esta es una nueva iniciativa que tiene nuestra empresa para comenzar nuestros productos a lugares más apartado para que la gente conozca producto que puedan mejorar su calidad de vida, no tan solo a las personas con alguna discapacidad, sino a deportistas y a personas que necesitan ayuda de comodidad para sus pies, son muchos los productos que tenemos y que pueden ser muy beneficiosos para nuestros clientes. Estamos realizando algunos convenios con instituciones o Cajas de Compensaciones para que nuestros beneficiarios puedan tener descuentos”.

Una de las gestoras de la llegada de esta empresa fue María Díaz, una mujer que hace ocho años sufrió la amputación de una de sus piernas y que a pesar de esa dificultad ha enfrentado la vida con diversos momentos de dificultad, pero no se ha derrumbado ante ellos; al contrario, estos han servido para afirmar su fe, su esperanza y su anhelo de seguir adelante, una mujer que por muchos años ha sido dirigente de la pesca artesanal a través de su Sindicato de Buzos y Recolectores de Algas de Torres del Inca. Con el ánimo que la caracteriza, esta mujer por experiencia propia ha vivido esas y otras situaciones; por ello ahora ha gestionado ayuda para las personas con discapacidad que habitan en Caldera.

María Díaz, manifestó “Todo se gesta en una oportunidad que fui a Santiago a comprar una batería para mi silla eléctrica y me encantó mucho la atención del personal de esta empresa y comencé a realizar un trabajo silencioso para ir en ayuda de personas con discapacidad, esta empresa me abrió las puertas para de realizar un significativo descuento a mis pares en la compra de artículos ortopédicos y la gerenta un día me llamó para venir a Caldera ya que conocía de mi labor para ayudar a los demás y concretamos varios acuerdos  y el compromiso de ayudar a quienes lo necesitan, nosotros como sociedad no podemos defraudar a nuestra gente, sino que hay que seguir adelante para demostrar que no importa la discapacidad para salir adelante”.